Albert Boadella/ Els Joglars

 http://www.elsjoglars.com/

 

Fragmentos del Diálogo de Albert Boadella con los lectores en El País, 28 de Marzo de 2008:

 

El teatro, sobre todo, me da la forma de ganarme la vida, porque sería un inútil total en cualquier otra actividad. Y, después, me da ciertas emociones y la posibilidad de expresar muy profundamente aquello que siento en cada momento, y hacerlo en público, cosa que la mayoría de los ciudadanos, desgraciadamente, no pueden hacer.

 

No es misión de los artistas tratar de fomentar el buen rollo. Yo creo que es precisamente todo lo contrario, tratar de inquietar al conjunto de la ciudadanía y conseguir que los ciudadanos vean blanco lo que en principio pensaban que era negro. Y, en este sentido, si el arte no va en este camino, se convierte en un arte domesticado y de funcionarios.

 

el nacionalismo que está instaurado en Cataluña es una forma de endogamia y, al mirarse el ombligo, uno se olvida de la realidad y de lo que tiene a su alrededor. La Cataluña de los años 70 estaba abierta no sólo al conjunto de España, sino a Europa. La Cataluña actual está ensimismada y se ha convertido en una sociedad provinciana que vive con la constante paranoia de que los españoles no les quieren. Y esta patología es muy nociva para enfrentarse a los problemas diarios que tiene la gente.

 

Mientras exista el hombre tal como lo conocemos hoy, el teatro forma parte de sus instintos más básicos. La gente hace muchas horas de teatro al día y, si tiene espectadores, eso todavía le da mayor placer. Por lo tanto, tenemos teatro para milenios.

La nueva política teatral catalana hizo uno de los peores genocidios artísticos que es no apoyar la cantera de teatro amateur que era prácticamente única en Europa. La mejor gente del teatro en Cataluña han surgido de los grupos amateur. Hace unas décadas el teatro llegó a la sociedad catalana por todos los grupos amateur. Yo creo que, además, el teatro amateur tiene una función terapéutica extraordinaria, porque el teatro, tanto amateur como profesional, es una gran terapia para la personalidad de aquellos que lo practican. Por lo tanto, debería estar subvencionado no por el Ministerio de Cultura, sino por el de Sanidad.

¿Qué opinion le merece la actividad de los centros docentes especializados en artes escénicas?

En general, no me gustan nada. Los actores que salen de estos centros son peores que los médicos que salen de la facultad. No tienen idea ni de lo que es el ritmo ni de lo que es la voz ni de lo que es el saber cambiar los personajes y olvidarse de sí mismo. Son centros donde la actividad teórica es muy importante, y la práctica mucho menor. Esto en un arte tan artesanal como el teatro ya es una desproporción muy sintomática.

Querido sr. Boadella, no todo lo pasado fué mejor, sin embargo, hasta no hace mucho tiempo, en las escuelas -EGB, BUP, COU…- se fomentaba la lectura y el estudio del texto dramático, lo que es fundamental para la formación de un público potencial. Con la ESO se está perdiendo. ¿Qué podemos hacer?

Yo creo que en las actividades escolares el teatro tiene que figurar como una de las principales actividades, porque es una síntesis de las artes. Está la pintura, la literatura, la música, etcétera. Es decir, es una forma práctica de inmersión en el arte. Lo único que se puede hacer es pedir la dimisión de la ministra de Educación, porque liquidar el teatro de la actividad escolar es un síntoma de decadencia.

Yo creo que la vida hay que tomársela siempre con sentido del humor, lo que no quiere decir que esto signifique precisamente mayor seriedad. Hay que tomársela también con excepticismo positivo, lo cual quiere decir participar sin pensar que aquello será lo mejor que podría ocurrir, sino estar siempre preparado para lo peor, que es el momento de aplicar el humor. Para mí, éste es el ciudadano ideal.

El actor es un exhibicionista patológico que necesita del público, y el que no es así no tiene un espíritu de actor.

 Hay situaciones que no son oportunas para el humor. Por ejemplo, el terrorismo.

Yo creo que el teatro profesional tendría que ser el mejor teatro que podamos ver, dado que son gente que se dedica plenamente a esta actividad. Lo que ocurre es que el dinero público está precisamente para ayudar a aquellas cosas que puedan empezar a volar, porque el que ya vuela es mejor que se apañe. O sea, que se preocupe de seducir al público o, hablando en lenguaje comercial, que se preocupe de buscar los clientes, que es lo que han hecho la mayor parte de los artistas a lo largo de la historia. Lo que no puede ser es tener un teatro vacío y seguir cobrando del erario público.

Señor Boadella: ¿ha llegado ya a una conclusión objetiva y reflexionada de porqué en los teatros catalanes donde se representaban sus obras no iba casi nadie ?. ¿Era un problema de calidad, quizás?. ¿O es una crisis estructural de nuestro teatro?.Gracias

Si fuera un problema de calidad, sería entender que el resto de los españoles son unos zoquetes porque me llenaban el teatro. Lo que ha ocurrido es que el problema ha sido con la última obra, precisamente porque yo apoyé la opción de Ciutadans de Catalunya. Y este ha sido el castigo del público catalán. Y como en la escuela, que no me gustaba que me castigaran, pues no pienso poner otra vez la cabeza por allí, porque los artistas tenemos como patria el mundo.

Fragmentos del diálogo de Albert Boadella con los lectores en El País, 12 de Noviembre de 2007:

 

‘No me fío nada de la gente que dice no tener enemigos. Lo que ocurre es que hay que tener la astucia de buscarse los enemigos más apropiados. Muchas veces uno no puede escoger…’

 

‘Creo que la lengua es, ante todo, un vehículo funcional. Cuando una lengua no es útil a los ciudadanos, se cambia por otra. Los catalanes acabamos con una lengua tan importante como fue, en su tiempo, el latín. Entender que la lengua tiene otros elementos “místicos” es ignorar la realidad diaria. Las lenguas se imponen por una pura necesidad de entenderse entre las personas, y por lo tanto prevalecen aquellas que son prácticas para ese cometido y que permiten un mayor desenvolvimiento comercial, cultural y social a todos los individuos. Si hay en un país buenos escritores, se expresarán en la lengua que hablen con mayor facilidad. Los artistas no dependen de la lengua.

‘El nacionalismo es un movimiento que induce a reacciones viscerales contra los enemigos del sistema, PORQUE EN EL FONDO ES MÁS FÁCIL CREER QUE REPLANTEARSE LA REALIDAD. El único anticuerpo posible ante el nacionalismo es mirar siempre alrededor y, sobre todo, a los que están señalados como enemigos, y que los rasgos diferenciales son exactamente los mismos.’

 

‘La política de los sentimientos siempre resulta nefasta porque no se aplica precisamente la razón y el sentido práctico. LA POLÍTICA TIENE QUE SERVIR PARA HACER A LOS CIUDADANOS UN POCO MÁS FELICES EN LO MATERIAL. DE LO SENTIMENTAL, DE LO MÍSTICO Y DE LO ESPIRITUAL DEBE OCUPARSE CADA CIUDADANO. En Cataluña, se ha dedicado la mayor parte del tiempo por parte de la polítcia a la discusión identitaria, o sea , a la mística, y los problemas de todos los ciudadanos, hablen catalán o no lo hablen, han sido siempre relegados, porque lo que más importaba era el lado identitario de la política. Las consecuencias están a la vista: en los últimos tiempos Cataluña se queja de un problema de infraestructuras, lo que no hace más que demostrar la incompetencia de sus políticos de no haber sido capaces de controlar y de dirigir también a quienes tenían estas responsabilidades en el Gobierno central. Es decir, siempre el juego de la víctima. En el fondo, todo lo que está sucediendo les va fantástico, porque así pueden demostrar que España no les quiere, que España es el gran mal de Cataluña.’

‘Creo que todos los nacionalismos son iguales con expresiones distintas. Los nacionalismo promueven un ciudadano ideal que represente los valores esenciales y diferenciales de la tribu. Esto significa una discriminación entre los propios habitantes de un país. A partir de aquí, la igualdad deja de ser un valor, y se colocan los derechos de los territorios por encima de los derechos de los ciudadanos. Después, ya dependerá del potencial bélico que tenga ese nacionalismo para enfrentarse a los enemigos naturales, que son siempre externos, y para hacer limpiezas étnicas, que es otra de las características de los nacionalismos.’

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: